El Genio Maligno

Luego de un tiempo sin escribir , retomo con una idea central y polémica , idea que rompió con los viejos paradigmas eclesiásticos y dió inicio al renacimiento y al ejercicio de pensar ; el ejercicio pensarse como –sujeto- más allá de lo inobjetable y axiomático.


La evidencia sujeta a la existencia de Dios :  los tres pilares de la fundamentación cartesiana para la forzosa salida del cógito y mi contra-argumento.


Fuente original Descartes : Medit.V,AT IX 52;GM,p 133

  • De la idea innata de la perfección

La idea que yo tengo de Dios o de perfección ha de ser producida por algo o alguien , de forma necesaria , y que , todo necesita una causa , porque de la nada , nada sale , y esta causa no puedo ser yo , porque yo soy imperfecto y la prueba de esto es que dudo (método de la duda llevada a su extremo)

Dado esto , lo imperfecto no puede ser causa de lo perfecto , ya que en tal caso el efecto sería mayor que la causa y esto no puede ser así , entonces es preciso que esa idea haya sido impuesta por una perfección, por lo tanto lo perfecto existe , llámese Dios , como sea.

  • Como luego lo llamaría Kant , del método ontológico.

Ya tengo la idea , (de la cual según el punto anterior , no puedo dudar) , de un ente dualista y perfecto , separatista y superior , al cual nada puede faltarle , ya que si le faltara algo , ya no sería perfecto , y de aquí se desprende su necesaria existencia, ya que si no existiese no sería perfecto.

3             -El Genio Maligno

La idea del Genio maligno nace de una encrucijada forzosa , un callejón sin salida en el cual Descartes no puede avanzar del Cogito. Se ve entonces obligado a demostrar la existencia de esta superioridad desde un engaño , ya que lo perfecto no puede equivocarse , nos tiene que hacer equivocarnos a nosotros , si o si



CONTRA ARGUMENTO :

¿Cómo salir de este embrollo?

Resulta que puede objetarse la presencia de cierto circulo vicioso , (o virtuoso) , en el cual se objeta : por un lado la existencia de Dios mediante un argumento que vale de por sí ,  por su metodología expuesta en los puntos anteriores , y luego por el otro lado es forzoso sostener que el conocimiento es evidente y verdadero ,(según Descartes),  porque Dios lo garantiza. (…)


  1-La idea innata de perfección :

Esta idea , tiene implícita un axiomático concepto sobre lo que para el sujeto es lo “perfecto” y lo “imperfecto”.

Tiremos abajo el paradigma de la perfección como impensable , no porque soy imperfecto , sino porque no hay nada más que pensar , ya que si hubiese una perfección que no pudiese pensar , paradójicamente estoy pensando en ella, de esta manera mi forma de no alcanzar la perfección es subjetiva , ya que de cierto modo ya la alcancé y la presupongo como inaccesible desde mi accesibilidad.

En resumen , “si de la nada , nada sale” , imposible sería que pudiese concebirse algún pensamiento más allá de mi limitación, ya que esta es mi limitante por más que la llame “perfección”.


2 – de la ontológica kantiana

Si supongo la idea de un ser superior y perfecto al cual nada le falta ; ya que si le falta algo ya no es mas perfecto , evidentemente , el dualismo existe , por lo tanto de la unidad total se desprende que el sujeto mismo es Dios.

La idea de Dios separado del sujeto no cabe en la eternidad , ni en el tiempo , y por supuesto tampoco dentro de lo infinito , ni siquiera aún dentro de la supuesta ilusión platónica de lo inteligible , ya que esta es una idea, y toda idea parte de una separación , de un punto ,  los cuales marcan necesariamente un algo , y donde “sease-ya-un-fin” ; nada tiene sentido porque luego de ese punto debe haber otro punto y de aquí el infinito es forzoso y esto limita la dualidad.


3 El Genio Maligno

La idea del genio maligno , solo tiene validez si se sostiene la idea de dualidad , por supuesto que de haber un ente superior este debiera ser maligno , pero como la dualidad no existe según este contra argumento , no hay tal ser , y tampoco hay maldad.

Pero siguiendo esta línea y para no caer en un pirronismo ,este genio maligno , o sea , Dios perfecto el cual que nos hace equivocar ;

¿no se contradice con la idea de perfección? 

¿cuán perfecto es lo perfecto para que pueda objetarse sobre una decisión maligna?

Si hay maldad en la perfección , esta ya no sería perfecta por la ley de pares de opuestos y por un evidente razonamiento a saber :

Toda perfección separatista o dualista busca un bien , nacido de un mal inculcado adrede, entonces este juego sádico…

¿es parte de la idea de la perfección?

 ¿Cuánto de subjetivo es la idea de perfección si en ella implica un sadismo para auto justificarse?


M.J.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s